fbpx

Los trabajadores freelance están empezando a dominar el espectro laboral, lo cual significa que cada uno de ellos debe adaptarse a las necesidades de sus clientes de una manera distinta a la que lo haría en una empresa. No importa si es un trabajo de medio tiempo o si es algo a tiempo completo, los propietarios de negocios independientes deben mantenerse a la vanguardia y, como en cada profesión, existen ciertas habilidades que pueden ayudarles a mantenerse a flote e, incluso, destacarse.

Las soft skills son algunas de las habilidades más importantes. Muchos empleadores han comentado que toman en cuenta las soft skills tanto como lo hacen con la aptitud para el cargo. Estas habilidades sociales y de actitud le demuestran a una persona que busca contratarte que tienes lo que se necesita para trabajar proactivamente y adaptarte a los requerimientos de su cliente.

Estas habilidades incluyen la colaboración, gestión del tiempo, comunicación, pensamiento crítico y priorización de actividades. Pueden sonar como habilidades sencillas, pero no todo el mundo cuenta con ellas. Claro que, adquirirlas es cuestión de práctica y esfuerzo. Hoy en día, contar con la habilidad técnica para un trabajo, sumado a las habilidades blandas, te convierten en un trabajador altamente calificado y solicitado.

Tomar notas es la clave de la atención

Una de las mejores habilidades suaves que puede tener un freelancer es comprender, a detalle, cada uno de los requerimientos del cliente. Escuchar con atención, leer entre líneas, tomar notas y saber precisamente lo que piden y cómo lograrlo es una de las mejores maneras de ganarte la confianza de un posible cliente.

Si no tomas notas, es casi seguro que se te escapará algo, por lo cual tener un registro de todo lo que se requiere es vital para llevar cualquier proyecto de la mejor manera. Mucha gente subestima la organización y el orden de las ideas, pero demostrarle a su cliente que escuchó, organizó todo y decidió cuáles serán los pasos a seguir es una de las mejores maneras de destacar entre el resto de los freelancers.

El feedback es importante

Si no llevas el auto al mecánico, ¿cómo sabes lo que falla? Cualquier trabajo funciona de la misma manera. Necesitas saber, exactamente, dónde puedes mejorar, y son tus clientes quienes tienen la última palabra al respecto. Solicitarles una crítica constructiva y analizar cada palabra de ella de una manera objetiva solo puede hacerte mejorar.

Si, puede ser difícil escuchar que tu trabajo no es perfecto, pero entender que siempre se puede mejorar y tener, siempre, ese impulso de hacerlo, te proporciona la chispa que puede hacerte destacar entre miles de currículums. Ser capaz de escuchar la retroalimentación y no tomarla como algo personal te hace mucho más fácil trabajar con ella, y te abre todo tipo de puertas. Sin embargo, debes saber diferenciar lo que es una crítica que puede resultar constructiva de un comentario que no te sirve para mejorar y sobreponerte.

No importa si tu cliente no tiene absolutamente nada malo que decir de tu trabajo, mejor aún. Saber qué es lo que le gusta a tus clientes de trabajar contigo puede impulsarte a mantener el ritmo que llevas. Incluso, cada una de estas opiniones que recopiles puede servirte como un testimonio. Siempre que puedas, dejar que otras personas vendan tu trabajo, es una de las mejores que puedes hacer, y este feedback es esencial para eso.

Quedarse sin tiempo no es una opción

Ser capaz de mantener tu propio negocio organizado es una de las características más llamativas para un cliente. Dar respuestas concretas sobre tu manera de priorizar las cosas será una excelente manera de demostrar que sabes organizarte y cumplir con plazos de entrega.

No es suficiente con saber tus horarios de trabajo, esto es una respuesta vaga. Saber exactamente las herramientas que usarás, el orden en que harás cada cosa y determinar cuál es la mejor manera de abordar cada objetivo es muy valioso. Piensa en ocasiones anteriores en las cuales lograste organizar y priorizar exitosamente un proyecto, úsalo de ejemplo y como guía para saber cuál es la manera de trabajar que más te conviene.

Recuerda que cada freelancer es distinto, y debes conocerte a ti mismo, a tu manera de trabajar y a tus métodos y herramientas para saber cuál es la mejor manera de priorizar y entender el proceso específico que requiere cada proyecto.

Nadie es perfecto, pero cuanto más busques oportunidades de aprendizaje, mejor será tu desempeño. Busca opciones de aprendizaje que te permitan establecer estrategias, trabajar o comunicarte con los demás más asertivamente. Las habilidades blandas pueden incluso infundirle más éxito a tu vida personal, además de que son cada vez más cruciales en el mundo profesional. Conseguir y formarse en soft skills puede ser, a largo plazo, una inversión en ti y para tu carrera.