fbpx

Existe una gran disyuntiva entre colocar o no los precios de un producto o servicio en un anuncio en las redes sociales. ¿Ahuyentará a los clientes o los atraerá? La forma en que la gente compra en línea ha cambiado mucho al pasar de los años. Es por ello que  si una persona se maneja adecuadamente en el ámbito de las redes sociales, sabe que normalmente cuando buscas, encontrarás lo que deseas.

Esta idea aplica para muchas cosas, y el precio de los productos, en definitiva, no es la excepción a esta regla. Muchos negocios tienen miedo de abordar las preguntas primordiales que pueden surgir entre los posibles compradores, sobre todo cuando la pregunta se refiere al precio de lo que ofrecen.

Si le preguntas a 100 dueños de negocios online si colocan los precios en anuncios en las redes sociales , probablemente muy pocos te digan que sí. Sin embargo, si le preguntas a esos mismos 100 dueños de negocios cuántos mensajes reciben cada día preguntando los precios, sin duda te dirán que muchos. Esto puede darte una idea de cuál es el mejor camino a tomar.

A pesar de que parece obvio que los clientes quieren y necesitan saber el precio, muchos negocios prefieren evitar colocarlo. La razón es que  temen perder posibles clientes antes de contactarlos. Sin embargo, lo que estas personas no saben es la cantidad de clientes que pierden debido a que no pueden ver sus precios. Es increíble, con frecuencia, a pesar de que coloques los precios en los anuncios de las redes en colores resaltantes y muy llamativos, muchas personas te enviarán un mensaje preguntando el precio.  Quizás la mejor alternativa para saber qué es lo que funciona para tu negocio es realizar una prueba. Coloca un anuncio sin el precio y otro con una llamativo formato que sí lo indique.

Hablar de precios puede ayudarte con el SEO

Hoy en día, un enfoque de marketing transparente se traduce en el éxito de tu negocio. Por ello, colocar los precios puede ayudar enormemente a tu negocio de muchas maneras. Una de ellas eso, por ejemplo, el SEO. Quizás pienses que es una locura, pero lo cierto es que abordar el tema del precio en un artículo de tu blog puede ser una excelente idea para mejorar tu posicionamiento.

Una de las preguntas más comunes en buscadores como Google siempre será el costo, sin importar el producto o servicio que sea, la gente quiere saber es su precio. Si no hay información relativa al precio de un producto o servicio en otros sitios web y redes sociales, pero en el tuyo si, aparecerá te posicionarás mejor en los buscadores, lo que significa más visitas y, por ende, más clientes. Quizás omitir el precio  podría haber funcionado hace años, pero, así como el mundo cambia, las personas cambian con él. Ser directo y evitar los rodeos puede hacerte ganar muchos más clientes de los que podrías llegar a perder

Experiencia del Usuario

Algo que debes tener siempre presente, es que nunca podrás satisfacer a todos los clientes potenciales del mundo. Sin importar lo que vendas, siempre debes dirigirte a un público muy específico.  A pesar de ello no será fácil y no todos los clientes potenciales concretarán una compra. Recuerda que no todas las personas son adecuadas para tu negocio, y tu negocio no es adecuado para todos los clientes. Por ello, puedes dejar de temerle al hecho de perder clientes cuando hablas de  precios.

De hecho, el precio, es una de las primeras cosas que el cliente quiere saber antes de decidir si quiere comprar algo o no. En este sentido la manera de mejorar la experiencia del usuario es realizando ofertas reales y claras y que mejor manera que publicando el precio de los productos o servicios. Si un cliente desea adquirir lo que ofreces, aceptará el precio, si no está dispuesto a aceptarlo, no es el cliente para ti, entonces, ¿por qué tener miedo de hablar abiertamente de precios?

Una vez que entiendes esto, y empiezas a aplicarlo, no hay duda de que tu negocio crecerá, tus ventas aumentarán, la cantidad de mensajes que debes contestar disminuye  y, en consecuencia, tu tiempo libre aumenta. Al fin y al cabo, esto es prácticamente el sueño de cualquier dueño de negocio: Mayor alcance con menos tiempo invertido en ello.

Ahora, por mucho tiempo que puedas ahorrar, tener los publicados precios no siempre te evita responder esta pregunta. Muchas personas que entran a tu sitio web, finalmente, terminarán contactándose contigo para conocer el precio de tu producto o servicio. Claro, te ahorras muchas de estas preguntas colocándolo, pero hay que ser honestos y entender que muchas personas simplemente querrán que tú se lo digas, sin importar lo explicita que se encuentre esta información en tu página web.

Por último, debes tomar en cuenta que al colocar los precios le estás dando a tu público un mensaje muy potente: estás orgulloso de los precios que ofreces porque sabes lo que vale tu trabajo. Esto te hará ganar respeto de parte de tus clientes, lo cual pronto se traducirá como fidelidad y, al final, todos ganan.