fbpx

Seguramente has escuchado hablar de los “asistentes virtuales”, pero ¿sabes exactamente a que se refieren? Un asistente virtual es un empleado que trabaja para tu negocio, pero que realiza sus labores de manera remota.

Generalmente se recurre a una empresa especializada para contratar este tipo de empleados. Este tipo de “asistentes virtuales” pueden realizar una gran cantidad de tareas relacionadas con tu negocio, desde entrar datos hasta el marketing en redes sociales, incluyendo mantener al día tu bandeja de entrada de correo electrónico.

Es una excelente opción para pequeñas empresas, que ayudarán de una manera más rentable a realizar una gran cantidad de operaciones., ahorrando una gran cantidad de dinero en gastos generales como oficinas y equipos.

Para contratar un “asistente virtual” la mejor opción son las agencias de empleados virtuales, que manejan todo el proceso de reclutamiento, selección y contratación, resultando mucho más cómodo y conveniente.

Razones para contratar un empleado virtual

Una pequeña empresa tiene una gran cantidad de pequeñas tareas que deben realizar cada día, que con frecuencia son repetitivas y ocupan gran cantidad de tiempo, por ello contratar a un asistente virtual te ayudará a enfocarte en trabajar en el crecimiento de tu negocio, dejando esas tareas rutinarias en manos de un tercero.

Habitualmente, contratar a un empleado tradicional, tiene costos elevados debido a gastos relacionados con la contratación, incorporación, espacio físico, equipos y demás beneficios. Contratar a un asistente virtual eliminará muchos de los obstáculos que limitan el crecimiento de las pequeñas empresas.

Cómo contratarlos

En primer lugar, determina las necesidades de tu empresa. Define las tareas que requieres que sean realizadas por otras personas, tales como publicar en redes sociales, entrar datos, responder correos o atender llamadas telefónicas.

Encontrarás en línea muchas agencias que se adaptarán a los requerimientos de tu negocio y que se encargarán de encontrar por ti el empleado virtual ideal y realizarán los trámites para la  contratación. Aunque si deseas dedicarte personalmente a la búsqueda y contratación del empleado virtual, puedes publicar tu solicitud en sitios de trabajo tradicionales o algunos en línea como UpWork o Fiver, pero debes considerar que  deberás realizar el proceso de selección y contratación por tu cuenta.

Cómo supervisar un empleado virtual

Una vez contratado un asistente virtual, debes asegurarte de que cumpla con su trabajo de manera efectiva. En principio deberás informarle detalladamente sobre las tareas que requieres, los objetivos y el tiempo que debe dedicar a cada una de las asignaciones.  Establece medios de comunicación efectivos para responder a preguntas que puedan surgir.

Es fundamental que establezcas metas, reconozcas el trabajo que realiza tu empleado virtual y corrijas los malos hábitos cuando los notes. Recuerda que son parte de tu equipo, deben contar con el apoyo que requieren como cualquier otro empleado.

Una de los beneficios de contratar un empleado virtual es la rentabilidad, ya que te permite ahorrar tiempo en la contratación, gastos generales y tener más tiempo libre para realizar aquellas labores que son fundamentales para tu negocio y que debes realizar personalmente. Adicionalmente, te permitirá ampliar la cantidad de talentos de tu empresa, sin embargo, es de vital importancia establecer cuáles son tus necesidades y qué habilidades debe tener tu asistente virtual.

Si decides contratar un equipo de empleados virtuales es recomendable que recurras a aplicaciones como Slack, Basecamp o Asana que te permitirán acceder a un espacio de trabajo común que servirán para interactuar y comunicarse adecuadamente. En caso de que necesites ayuda, no dudes en contactarnos, te ayudaremos en todo el proceso.