fbpx

Cuando tu equipo eres tú mismo, puede que pierdas un poco el balance y no encuentres cómo organizarte entre tantas tareas por hacer. Es allí cuando las aplicaciones de productividad entran en juego para salvarte la vida. Algunas pueden  ayudarte a ordenar tu trabajo, tu vida y tus actividades en general. Claro, hay miles y miles de opciones, esto hace que la búsqueda pueda volverse bastante larga y difícil.

Asana: una app versátil

Una de las app más recomendadas es Asana. Esta aplicación te permite llevar un registro detallado de cada una de las actividades que tienes pendiente.

Mucha gente se rehúsa a recurrir a estas aplicaciones: piensan que son verdaderamente autosuficientes y no necesitan de ellas. Sin embargo, la realidad puede no ser así. Lo cierto es que aplicaciones como Asana pueden facilitar mucho tu vida, disminuir un poco el estrés que causa tener todo listo cuando debe estarlo y, sobre todo, establecer prioridades.

¿Que puedo hacer con Asana?

Asana te permite crear, cada mes, objetivos cada mes y, además, establecer plazos para alcanzarlos. Estas tareas pueden superponerse con otras, sin embargo, lo mejor es etiquetar específicamente cada uno de tus objetivos mensuales para, así, saber realmente cómo priorizarlos.

Otra de las características de Asana es que no solo te permite organizar tus proyectos laborales, sino que también cuenta con una agenda que te permite organizar tus reuniones, almuerzos, llamadas y citas. De esta manera podrás  mantener organizadas no solo tus obligaciones sino también tus eventos pendientes.

Ahora, tus finanzas no se escapan de la organización de Asana. Esta aplicación te permite programar cosas como pagos de tarjetas de crédito y préstamos. Asimismo, te permite acceder a una pestaña de tareas recurrentes en donde, al final del mes, puedes balancear tus cuentas y seguir tus ingresos y egresos.

Planifica el tiempo libre

Nunca debes olvidar el tiempo libre, y Asana tiene una herramienta para ayudarte con esto también. Si eres de esas personas que se olvida de los libros que quiere leer o las series que quiere ver, puedes anotarlas en Asana. Claro, esta herramienta también sirve para el trabajo o los estudios, pero siempre es bueno tener las cosas delimitadas.

Una de las mejores opciones de esta aplicación es la de separar los proyectos por ciertas etiquetas, como, por ejemplo, por cliente, color y por plazos. Dentro de cada uno de los proyectos, las subtarea y las fechas de vencimiento para cada una de ellas te ayudarán a establecer qué tarea y qué subtarea harás primero, organizando y facilitando muchísimo tu jornada laboral.

En cada tarea, puedes crear vínculos y añadir archivos para tener siempre a la mano todo lo que necesitas para completar esa tarea. Esto incluye archivos en Google Docs, enlaces a investigaciones y referencias, y cualquier correo electrónico o nota que tengas del cliente relacionado con ese proyecto.

Asana es una increíble alternativa para esas personas que llenan cuadernos enteros con ideas para proyectos, listas de tareas, registros y cuentas, cambiando todas esas hojas por una simple aplicación, para tenerlo todo al alcance de tu mano. Utiliza Play Store y busca en la pestaña de productividad para encontrar una gran cantidad de app que te serán de utilidad, entre ellas Asana, que realmente es una muy completa app para organizarte