fbpx

A pesar de que es muy importante ofrecer un producto que cumpla con las expectativas de tu consumidor, debes recordar que no siempre logras dar en el clavo, especialmente cuando estás empezando. Es ahí cuando debes analizar la dirección de tu negocio y buscar la manera de mejorar. Por suerte, los mismos clientes son de vital importancia para esto. A través de comentarios o respuestas, ese feedback que los clientes suelen estar dispuestos a darte, puedes mejorar enormemente tu negocio: entender lo que está fallando es mucho más fácil si lo oyes de las personas que experimentan esas fallas.

Optimización del feedback

Los comentarios de los usuarios en los cualquiera de tus publicaciones, en tus mensajes directos o en redes sociales, no solo te ofrecen un gran contenido suplementario que puede ayudar a la clasificación de la página, sino que también ofrecen una increíble visión de cómo optimizar aún más el contenido.

Esto es lo que conocemos como la optimización del feedback: el proceso de leer, analizar y clasificar cada uno de los comentarios para entender qué es lo que puedes mejorar y cómo lograrlo. Para hacer esto, hay distintas maneras, lo importante es que mantengas siempre la comunicación con tus clientes, al final del día, estás ahí por ellos y para ellos.

Si tienes un blog, puedes incluir un llamado a la acción al final de tu artículo. Motiva a tus clientes a que comenten al respecto, fomenta el compromiso contigo y con tu negocio. Solo pedirles que interactúen contigo, compartan su opinión en la sección de comentarios y se mantengan activos puede ayudar enormemente.

Además, si llevas un paso adelante este llamado a la acción, puedes actualizar el artículo, añadiendo las ideas de los lectores que consideres que pueden ser valiosas. Esto también puede servirte para eliminar las ideas que los usuarios no han visto con buenos ojos. Así, logras que el contenido se adapte realmente a lo que tu público busca. Promocionarlo de nuevo y volver a incluir un llamado a la acción en la que abras un debate al respecto puede ser realmente bueno para ti.

Audiencia de Redes Sociales

Puede que ya hayas escuchado más veces de las que puedes contar que, las redes sociales son tu mejor aliado, y lo cierto es que no hay mentira alguna en esta afirmación. Promocionar el artículo en redes sociales e incluso por  correo electrónico puede causar una gran explosión de comentarios de usuarios que ya conocen y son fieles a tu marca.

Una vez que tengas una gran cantidad de comentarios, analízalos y toma nota de todo lo que encuentres, en especial, toma en cuenta aquellos comentarios que veas repetidos por varios usuarios. Recuerda que no debes olvidar jamás los valores y la perspectiva de tu negocio. Si un usuario no está de acuerdo con tu perspectiva y con el mensaje que tu negocio proporciona, probablemente no sea muy útil para ti. Trata de concentrarte en aquellas respuestas consistentes que estén alineadas contigo y que puedan ayudarte a crecer.

Analiza el feedback

Claramente, no sirve de nada que revises comentarios de hace tres años. Intenta hacer revisiones relativamente frecuentes y añadirlas a tus estrategias de contenido para obtener un crecimiento constante y mantener tu contenido fresco y actualizado, lo cual se traducirá como mayor tráfico y mayor éxito en tu negocio.

Puede darse el caso en que, aun así, no recibas comentarios o interacciones suficientes como para establecer una guía de lo que está funcionando y lo que no. Si esto sucede, puedes intentar revisar el sitio web de tu competencia, y nutrirte de la retroalimentación que ellos reciben en sus propios artículos, para aplicarlos dentro de tu negocio y tu página web.

Incluso, si lo consideras apropiado, puedes preguntarles a ciertas personas su opinión. Recopilar opiniones de las personas que, según tu opinión, puedan identificarse o verse beneficiados con el contenido que ofreces puede ser una de las mejores opciones a las que te aferres si no recibes la interacción que desearías obtener para obtener este feedback.

Los clientes son, al fin y al cabo, la razón de ser de tu empresa, y aunque puede que no tengan un ojo clínico sobre el nicho al que pertenecen, saben qué es lo que les gusta y lo que no. Con su ayuda, lograrás mejorar realmente tu negocio y dirigirlo hacia donde tu público desee, lo cual significará mayores ventas tarde o temprano.