fbpx

Mejorar tu web es una manera de hacer crecer tu negocio. A pesar de que muchas personas utilizan las páginas web como una especie de catálogo para mostrar todo lo que su negocio ofrece, una web es mucho más que eso. Las páginas web son una herramienta  mucho más poderosa de lo que piensan, y es preciso aprovecharla al máximo, ya que es una de las herramientas de marketing más confiables y profesionales que conseguirás.

Cuando te tomas el tiempo de mejorar, actualizar y optimizar tu sitio web, agregándole contenido de calidad y valioso para tu audiencia, no solo podrás utilizar la página como ya venías haciéndolo, sino que podrás empezar a aumentar clientes de una manera poderosa y completamente orgánica. Al fin y al cabo, Google es nuestra herramienta para conocer el mundo, en la mayor parte de los casos, así que lo mejor que puedes hacer es aprovecharte de todas las funcionalidades que tiene para ofrecerte.

¿Qué debes saber antes de empezar a mejorar tu web?

En general, es recomendable que te asesores con un experto en SEO para que tu página alcance todo su potencial, sin embargo, hay varias cosas que son esenciales en la optimización de tu página web, y que el especialista deberá realizar para que su página tenga éxito.

Antes de empezar con la optimización, es importante entender qué es lo que necesitas obtener (y ofrecer) con tu sitio web. No importa lo que hagas, tienes que estar seguro de que tus objetivos respondan a las siglas SMART en inglés, que hacen alusión a las palabras específico, medible, alcanzable, realista y oportuno. Cuando te basas en objetivos SMART estás aumentando tus posibilidades de éxito y estableciendo un plan de acción para llevar la trayectoria de tu sitio web.

Debido a que los objetivos SMART te ayudan a establecer el qué, cómo, cuándo, dónde y porqué de cada una de las partes de tu plan, te ayudan a definir las prioridades de lo que harás con tu página web. Además, te dan una idea concreta de cuál es el éxito que estás buscando, mientras te proveen las herramientas para conseguirlo

Hacer esto es importante, ya que los objetivos tradicionales suelen ser demasiado generales y poco realistas, lo cual no te proporciona ninguna idea clara de cómo llegar a lo que quieres, o tan siquiera a dónde quieres llegar. Una vez que organices tus objetivos SMART estarás un paso más cerca de conseguir la página web que siempre deseaste.

Algunos problemas comunes de las páginas web

En muchas ocasiones nos encontramos ante páginas web que parecen viejas, obsoletas y en las cuales es casi imposible conseguir la información deseada. Saber lo que quieres hace que sea mucho más fácil entender qué es lo que definitivamente no quieres, por eso es que los objetivos SMART son una maravilla.

Quizás no necesites una página completamente perfecta, pero si necesitas una página que funcione y no presente problemas como faltas de información, enlaces rotos, o incluso cosas más peores como no aparecer en los resultados de búsqueda debido a una mala optimización y estructura del sitio, un diseño desagradable o una dificultad para navegar dentro de ella. Estos son algunos de los problemas más comunes a la hora de crear una página web, pero por suerte, son fácilmente solucionables.

La mala experiencia de usuario puede ser tu peor enemigo

La «experiencia del usuario», abreviada UX, se refiere a la forma en que tu público interactúa con su sitio web. Una experiencia de usuario deficiente hará que más personas se alejen de un sitio web, lo que repercutirá negativamente en la clasificación de los motores de búsqueda. Claro que, tener una experiencia de usuario positiva y sólida no es tan fácil como parece, y se requiere un conocimiento de cómo se comportan las personas en internet.

Al crear un sitio web, es importante ponerte en el lugar del cliente y preguntarte si todos los datos que se requieren para hacer una compra o interesarse por tus servicios se encuentran ahí y son fáciles de encontrar. Cosas como el número de teléfono o direcciones de contacto, horarios de la tienda, precios, dirección del local, métodos de pago y descripción detallada de lo que ofreces deberían aparecer a simple vista y estar explícitamente detallados.

La UX no es solamente el aspecto de tu web, sino la manera en que planteas las cosas. La buena redacción de un sitio web puede darles a tus clientes la impresión de que sabes lo que haces. Es por ello que puede resultar beneficioso contratar a un redactor especializado para que se encargue de todo esto por ti.

Todos los factores cuentan a la hora de mejorar tu web.

Otros detalles importantes

También debes pensar en cosas que van más relacionadas con el SEO, y que son el punto focal en el cual toda página web exitosa se ha basado. No solo el contenido es importante. Necesitas tener claro que debes contar con descripciones, meta-descripciones y títulos de página acertadas. Todo esto te ganará puntos con el buscador por excelencia que es Google. Piensa en lo que verán los usuarios desde el momento que consigan la página principal en los resultados de búsqueda.

El título que verán, la descripción que aparecerá, que es la meta descripción, la imagen destacada y todo lo demás que verán cuando entren a la página son de vital importancia para el tráfico de tu web, incluyendo las imágenes y sus descripciones. Asimismo, contar con enlaces internos y externos ayudará no solo al cliente sino a posicionar tu página web, con lo cual deberías tomar en cuenta las distintas maneras de hacer linkbuilding y enlaces a otras webs.

También debes asegurarte de que tu página se va tan bien en dispositivos móviles como lo hace en ordenadores, crear un diseño responsivo y que sea de carga rápida: hoy en día, a la gente no le gusta esperar más de 8 segundos para que una página cargue. Un sitio web bien construido y optimizado debe ser una oportunidad de crecimiento para su negocio. Si conviertes tu sitio web en una inversión fundamental para tu negocio y lo tratas como una herramienta de marketing, no hay duda de que empezarás a ver mejores resultados de los que jamás habías esperado.