fbpx

Las redes sociales, sin lugar a duda, son una herramienta que permite que nos conectemos con otras personas. Si bien han logrado mucho, también con frecuencia se comenten muchos errores en ellas cuando se tiene un negocio,

Algunas plataformas son fundamentales para el marketing de contenidos, nos ayudan a conseguir a nuestros clientes potenciales y actúan como difusores de nuestro contenido. Además, nos permiten conectarnos con muchas personas y aprender nuevas formas para ayudarles.

Es por ello que hablaremos sobre algunos malos hábitos que son comunes en las redes sociales

Estar en todas las plataformas

Es abrumadora la cantidad de redes sociales que existen hoy en día, tal parece que de un día a otra una nueva plataforma aparece.

Si bien es cierto que debes tener presencia en las redes sociales, solo debes hacerlo en aquellas donde están tus clientes, evitando aquellas de menor relevancia En otras palabras no es necesario que tengas presencia en absolutamente todas las redes sociales. Concéntrate en una o dos.

Utiliza algunas herramientas para determinar en qué red social se encuentra tu audiencia  y analiza a tus seguidores para determinar la manera en que interactúan.

Ignorar el Contexto

Utilizar herramientas para programar las publicaciones en redes sociales es maravilloso, sin embargo, debes mantenerte en contexto. Por ejemplo, si Twitter tiene una tendencia marcada con un suceso o evento particularmente, únete a la tendencia, bien sea en el ámbito político, deportivo, cultural, etc. No ignores las tendencias, son una una manera de conectar con tu audiencia.

Configurar y Olvidar

Un error común es programar publicaciones y olvidarse de ella, no responder a los comentarios ni interactuar con tus seguidores. Eso da la sensación de que eres ajeno a tu comunidad, y si no escuchas a tus seguidores, estas desaprovechando una excelente oportunidad.

Atiende a tu audiencia, descubre lo que tienen que decir, recibe sus aportes, y ofréceles lo que necesitan.

Publicar sin estrategias

Es necesario que tengas una estrategia. De nada vale publicar memes, quejarte de asuntos triviales y publicar cualquier cosa para que la audiencia vea que publicas algo. Ofrece contenido de calidad, original y atractivo. Evita compartir post vacíos.

Recuerda que no todas las publicaciones son aptas para un negocio. Elige temas adecuados, evita asuntos relacionados con política o religión. Tampoco intentes llegar solo a un sector de tu audiencia, publica temas de interés general.

Ten mucho cuidado con las noticias que publicas, verifícálas antes. Una noticia falsa sobre un competidor o un producto puede perjudicarte.

No interactuar

Puede que tengas tu estrategia y un cronograma de publicaciones con contenido de calidad, pero si no interactúas con tu audiencia pueden pensar que eres un robot y eso en definitiva es muy negativo.

Recuerda que tu objetivo debe ser que los seguidores hagan negocios contigo, por ello debes establecer relaciones como un ser humano.

En relación con los comentarios negativos, es necesario ofrecer una respuesta oportuna. Posiblemente te encontrarás con casos en que sea necesario guardar silencio, pero ten cuidado con la forma de responder ya que puede ofrecer una imagen negativa de tu negocio.

Encuentra el equilibrio en el manejo de las redes sociales. Estas son la herramienta ideal para construir una audiencia. Si necesitas ayuda con tus redes sociales, solo solicita una llamada de asesoría gratuita, con gusto te atenderemos.