fbpx

Tratar de conseguir un empleo en ocasiones puede sentirse como nadar contra la corriente en un rio revuelto. Un mundo incierto en el cual hay muchas expectativas, pero no sabemos muy bien cómo salir a flote. A veces, tener una marca personal en LinkedIn puede convertirse en la lancha que uses para salir de ese torbellino de oportunidades.

Esta es una de las redes sociales más incomprendidas, y empezar en ella puede llegar a ser abrumadora. Si no sabes por dónde empezar, o como empezar a construir una marca personal que te ayude a mantenerte a flote en un rio violento y complicado, este artículo es para ti.

¿Qué es una marca personal?

Una marca personal es tu tarjeta de presentación, esa que te permite proyectar una imagen profesional, atractiva y comprensible. La marca te ayuda a venderte para que la gente sepa lo que puedes hacer. Es aquí cuando LinkedIn entra en juego, ya que es la mejor plataforma para establecer tu marca.

Para empezar, la mayoría de las funciones clave de LinkedIn son absolutamente gratuitas, y si estás empezando con tu marca personal, eso es música para tus oídos de novato. Por supuesto, las funciones de pago están disponibles y son útiles, pero aún puedes hacer mucho sin ellas.

Y el valor de LinkedIn va más allá de sus funciones de pago. LinkedIn es la red que ayuda a las personas a establecer sus marcas, a conectarse con posibles clientes y a destacar entre la multitud. La mejor parte de esto es que LinkedIn siempre está ampliando su repertorio de funciones y mejora su usabilidad.

Estrategias para establecer tu marca

En primer lugar, deberías tomar en cuenta que las fotos son lo primero que nos llama la atención cuando vemos el perfil de LinkedIn de alguien. Si está borrosa o incluso es inexistente, suspendes la marca personal. En lugar de eso, asegúrate de que tu foto de perfil refleja tu competencia y aplomo y ayuda a crear tu marca.

Haz que tu foto se vea profesional, sea clara, con buena iluminación, en la cual aparezcas tú solo y no utilices gafas ni sombreros. Una vez que hayas hecho esto, deberías preocuparte por tu foto de portada. Este es el siguiente elemento visual que te permite ser creativo y distinguirte del resto. Usa una foto que refleje lo que haces, o de un momento del que estés particularmente orgulloso en tu trayectoria profesional.

Con estos detalles cubiertos, puedes empezar a optimizar tu perfil para que los motores de búsqueda hagan que llegues a más gente. Todo se reduce, realmente, a las palabras que decidas utilizar. Piensa en las palabras que usarían los clientes o empleadores para encontrarte. Sean cuales sean, debes asegurarte de que estas se encuentren en el titular, en el título del puesto, resumen y descripción del puesto. Estas son las áreas en las que el motor de búsqueda de LinkedIn se centrará para clasificarte en los resultados de búsqueda.

Otra parte importante es personalizar tu URL para asegurarte que es fácil de recordar y compartir, en lugar de usar la predeterminada, que es muy larga y no tiene ninguna relación contigo y lo que haces. Por supuesto, el siguiente paso es escribir una descripción brillante, que llame la atención y te haga resaltar. Puede que pienses que es difícil describirte a ti mismo sin ser un fanfarrón, pero es posible hallar un equilibrio que te permita brillar con luz propia.

Puedes hablar de tus logros concretos e incluir datos como logros concretos y números de éxito que demuestren lo que eres capaz de hacer. Deberías evitar la jerga del sector que pueda resultar confusa, y asegurarte de que es una descripción sencilla y clara que cualquiera pueda entender, y en la cual se note lo valioso que eres.

También deberías destacar tus habilidades. Aunque LinkedIn te permite llenar 50, no es tanto como parece, así que piensa en cuáles son las habilidades más relevantes para tu marca. Las habilidades generales más útiles suelen ser las de redacción, consultoría, o algunas específicas como programación de páginas web y desarrollo de aplicaciones, o manejo de contabilidad.

Otra buena técnica es escribir artículos relacionados con tu campo, que te dan el espacio de demostrar tus conocimientos y experiencia de manera creativa, y además te permite destacarlos en tu perfil y llegar a más gente. Esto, sumado a la posibilidad de participar en grupos, hacen de LinkedIn una excelente alternativa.

Sin duda alguna, LinkedIn es una mina de oportunidades que se basa en conectar, recomendar y demostrar al mundo que eres valioso, talentoso y hábil, y con las herramientas adecuadas, puedes conseguir oportunidades que pueden cambiar tu vida, así que no pierdas más tiempo y empieza a aprovechar LinkedIn, construye la lancha que te aleje del remolino y no mires atrás, verás que ganas mucho más de lo que imaginas.