fbpx

Sea cual sea tu nicho, es importante que experimentes con las distintas posibilidades de tu negocio, y para lograr esto, una de las cosas primordiales es la evaluación de tu competencia: aprender a identificar las oportunidades y amenazas que presentas tú como negocio, y entender cómo puedes mejorar. Este es un camino de exploración que no siempre es fácil, pero si necesario.

Muchas personas piensan que investigar a la competencia es simplemente buscar maneras de copiarlos, pero es mucho más que esto. Esto es una pequeña ayuda para saber dónde te encuentras y cómo puedes mejorar. Ahora, es importante que esta sea solo una pequeña parte de tus esfuerzos, ya que sobre enfocarte en la competencia evitará que progreses.

Empieza a evaluar a tu competencia

Hay ciertos factores que debes tomar en cuenta a la hora de evaluar a tu competencia. En primer lugar, debes entender si son competidores directos o indirectos. A partir de aquí puedes establecer otras bases para tu investigación. Los competidores directos son aquellos que ofrecen lo mismo que tú, dentro del mismo público objetivo y mercado. Por otro lado, los indirectos son aquellos que, aunque se mueven en el mismo mercado que ti, ofrecen distintos productos a los que tú ofreces.

Ahora, una vez que identifiques esto, debes entender las estrategias de marketing que utilizan. Muchos de los datos que obtengas ahí te ayudarán a tomar decisiones acertadas con respecto a tu negocio. Aquí, debes mirar más allá de los likes y seguidores: debes fijarte en las campañas de Facebook e Instagram Ads, Google Ads, y cualquier otra plataforma de publicidad. Además, fíjate en la planificación que utilizan para sus publicaciones, la segmentación de público, los anuncios, el copywriting que utilizan, y cada uno de los pequeños detalles que puedan darte un indicio de la estrategia que están aplicando.

Algunos detalles a considerar

Un grave error que muchas personas cometen es fijarse en el precio y automáticamente pensar que “tengo que bajar el precio de mis productos para competir con ellos”. En realidad, analizar los datos financieros de los competidores te ayudará a evitar posibles problemas económicos que puedan surgir en tu negocio.

Aquí, puedes encargarte de recopilar todos los datos que involucren pérdidas, ganancias, o facturación. No es necesario que consigas los datos exactos, solo con tener una idea de los porcentajes podrás comparar tu gestión financiera y ajustar lo que haga falta.

Además, deberías estudiar el engagement que tienen en sus redes sociales y su página web. Al estudiar esto, podrás encontrar a los clientes y a los interesados en el producto que ofrecen. Esto no es hacer una simple búsqueda de Google, sino una investigación a fondo para analizar los testimonios que dejan los clientes sobre ellos. Cada una de las acciones que consigas en las plataformas digitales te servirán para analizar lo que debes mejorar en tus redes sociales. Desde la estrategia de marketing, el tono de comunicación, la atención que le ofrecen a sus clientes, hasta el embudo que utilizan, te serán de mucha ayuda en tu formulación de estrategia.

Últimos consejos

Estos son, a grandes rasgos, los elementos importantes en los que debes fijarte. Sin embargo, también deberías tomar en cuenta algunos factores externos que también pueden influir, tal como los factores geográficos y el posicionamiento que obtienen dentro del nicho. Toma nota sobre la frecuencia de los lanzamientos, el factor de innovación, los recursos humanos con los que cuentan, y la competencia a los que ellos pueden estarse enfrentando.

Investigar al mercado al que te enfrentas se convierte en algo primordial si quieres crecer como negocio. Como hemos dicho, no es necesario que enfoques todos tus esfuerzos en esta investigación, solo necesitas entender dónde te encuentras parado con respecto a lo que están haciendo las demás empresas en tu nicho. Esto te dará un panorama más esclarecedor que te ayudará a mejorar muchas cosas en las que quizás no habías pensado.