fbpx

Hoy en día, alcanzar grandes objetivos es la mayor motivación. En un mundo inconformista, en el que siempre se requiere lograr más y más, el sentimiento de insatisfacción con los objetivos planteados  puede ser más común de lo que parece. No solo en la vida personal, sino también en el mundo laboral, nos enfrentamos constantemente a una infelicidad de sabernos insatisfechos e inconformes con lo que hemos logrado, sin importar lo mucho que haya sido.

Sin embargo, a medida que el trabajo domina nuestras vidas, los jefes de las mayores empresas se dan cuenta de que la felicidad y el bienestar de sus empleados es una de las cosas más importantes. Ser consciente de que es necesario encontrar un equilibrio entre el trabajo y la salud mental que no muchos logran obtener.

Muchos líderes de negocios se han dado cuenta de que es importante tomar en serio el bienestar de sus empleados. Los empleados felices son más productivos y están más comprometidos con su trabajo. Un empleado contento con lo que hace aumenta la rentabilidad y las ganancias de tu negocio, mientras que un empleado desconectado de su empleo puede costarle mucho dinero.

Algunas estimaciones indican que sólo un tercio de las personas disfrutan y se sienten satisfechas con sus trabajos. Al mismo tiempo, el 71% de los ejecutivos dicen que el compromiso de los empleados es importante para el éxito de su empresa. Todo esto no hace más que reafirmar algo que ya sabemos: la felicidad en el trabajo se está convirtiendo en un tema importante para los líderes empresariales.

¿Por qué es importante la felicidad de los empleados?

Puede que todos tengamos una idea distinta de lo que consideramos “felicidad”. Sin embargo, cuando nos referimos al contexto de trabajo, la felicidad es muy fácil de ver. Si un empleado está feliz se podrá ver un impacto positivo en la empresa. Los empleados felices se sienten comprometidos y entusiasmados con su trabajo, ayudando a cumplir con los objetivos comunes de la empresa.

Además, con empleados felices, la productividad aumenta, con lo cual las ganancias de la empresa aumentan. Por estas razones, es importante que tu equipo de trabajo sea feliz no solo con lo que hace sino con la manera en que lo hace. Sobre todo, cuando se trabaja con los clientes, es importante mantener el estado de ánimo elevado.

Para un cliente, es difícil sentir simpatía con un representante de ventas que los trate mal o esté de mal humor. Cuando un cliente conoce a una persona alegre y abierta, se siente más conectado con su marca. Esto no solo puede llevar a que los clientes concreten una compra, sino también que se sientan complacidos y deseosos de recomendar tu marca.

También es importante mencionar que los empleados felices crean un ambiente de trabajo agradable, que contribuye a una colaboración efectiva y significativa dentro del grupo.

Beneficios de tener empleados felices

La felicidad de los empleados debería ser un objetivo central en lugar de una iniciativa a corto plazo. Cuando se prioriza la felicidad, se pueden esperar muchos beneficios.

Por supuesto, el compromiso de los empleados, que hace que la máquina de trabajo sea efectiva y funcione como un engranaje perfectamente aceitado. Al estar comprometidos con lo que hacen, se convierten en un equipo que puede ser hasta un 21% más rentable que uno que no lo es.

Además, debes pensar en esto como una inversión en tu principal recurso: el humano. Si un empleado se siente insatisfecho o descontento con su puesto o equipo de trabajo, decidirá ir en busca de uno mejor. Si promueves un ambiente de trabajo saludable, es muy poco probable que tus empleados decidan irse, lo cual se convierte en una buena manera de solidificar las relaciones y los conocimientos de cada uno de tus empleados.

La creatividad es una de las mejores características de un buen empleado, pero es imposible que un empleado sea creativo y libre si está estresado. Es por ello que, al preocuparse por el bienestar de tus empleados, te preocupas por su desempeño, por su trabajo en equipo, por las buenas ideas, los plazos cumplidos y el rendimiento eficaz de cada una de sus actividades.

¿Cómo hacer que mis empleados estén felices?

Los humanos son seres sociales. No es difícil pensar que somos más felices y nos desempeñamos mejor cuando sentimos que pertenecemos a una comunidad. Es por ello que es importante concentrarse en crear un buen ambiente empresarial. Al crear valores y objetivos como la amistad, se crea un ambiente cómodo en el cual es agradable compartir ideas y proyectos.

También se puede fomentar la felicidad al hacerle sentir a tu empleado que, con su trabajo, está haciendo algo más. Muchos líderes de empresa optan por la caridad, y por involucrar a sus empleados en sus actividades de caridad. Esto hace sentir que no solo trabajan por un sueldo, sino también por alegrar a una comunidad.

Además, no puedes olvidar el propósito inicial de buscar trabajo: ganar dinero. Por muchas vueltas que le demos, al final esta es la manera en que funciona el mundo y debemos adaptarnos a ello. Sin embargo, el dinero no es la única manera en que puedes hacer que tus empleados se sientan felices con su trabajo. Prestaciones, beneficios, tiempo libre adicional y seguro médico son algunos beneficios que pueden mejorar la calidad de vida y el humor de tus empleados.

Ayudar a tus empleados en su desarrollo personal y empresarial es una excelente manera de mantenerlos felices. Sin duda alguna, invertir en ellos es tu mejor opción para tener un equipo productivo, creativo y efectivo, es solo cuestión de entender las necesidades y deseos de tus empleados e ir más allá, darles lo que necesitan y mucho más. Recuerda que su bienestar es el bienestar de tu empresa, por lo cual es algo en lo que no deberías dudar demasiado.