fbpx

El email marketing es una excelente herramienta para llegar a tu audiencia de manera efectiva. Gracias a los diversos programas que existen hoy en día, no es nada complicado y puede llegar a ser divertido.

El contenido de los correos debe ser escrito adecuadamente para que los lectores abran tus mensajes. En este aspecto no importa si son elegantes o llenos de llamados a la acción, sin contenido no lograrás buenas tasas de apertura ni conversiones.

Para tener éxito en el email marketing es necesario que recurras a algunas técnicas de redacción que se aplican en la línea de asunto y en el cuerpo del mensaje. Por ello antes de enviar el próximo correo asegúrate de que estas cumpliendo con las pautas necesarias.

En tal sentido a continuación presentamos algunos consejos para mejorar tus correos, comenzando con la línea de asunto y seguido con la redacción del cuerpo del correo.

Línea de asunto

La línea de asunto es lo primero que ve el lector cuando lo recibe. Si no logras captar la atención del usuario en ese primer contacto, tus tasas de apertura se irán al suelo. En tal sentido, presta atención a los siguientes consejos.

Utiliza un lenguaje que invite a la acción

Esto no significa que utilices verbos únicamente, pero puedes incluirlos en el asunto para indicar al lector que es lo que puede hacer en el correo, por ejemplo “reservar” “comprar” “descargar”. También puedes utilizar un lenguaje accionable sin recurrir a los verbos, dando lugar a frases más completas que permitan al lector decidir abrir tu correo por el valor que tiene para él. Un ejemplo de una línea de asunto efectivo puede ser “No te pierdas la próxima conferencia de …” No se utiliza el verbo “comprar” ni “reservar”, que, aunque podría funcionar, no es tan original ni crea una expectativa al lector.

Personaliza tus correos

Al personalizar tu línea de asunto, el nivel de rendimiento, la tasa de clics y su tasa de aperturas serán más altos. Si dispones de una lista de correo es conveniente segmentar a tu audiencia. Por ejemplo, si tienes una agencia inmobiliaria, puedes separar aquellos que buscan un departamento, los que prefieren una casa, los que buscan un local de alquiler y segmentar en función de las necesidades de tus clientes. De esta manera puedes enviar un correo especifico para los que buscan un tipo de inmueble en especifico con una línea de asunto similar a esta “Departamento a estrenar, 1 habitación, en Miami” y para los que deseen una casa “Casa 3 habitaciones en New York a estrenar”. Como verás los ejemplos satisfacen dos necesidades diferentes de tus clientes.

Ofrece un mensaje claro

Las líneas de asunto deben ser claras, esa debe ser tu prioridad. En segundo lugar, debe ser diferente, pudiendo ser divertido, lindo o simplemente pegajoso. Por ejemplo, imagina un correo que en su línea de asunto diga: “Piénsalo, tú en el mejor hotel frente al mar.” Ese es un mensaje claro y que seguramente te hará pensar en la situación y abrir el correo. Recurre a diversas frases para hacer que los usuarios abran tu correo, bien sea porque es divertido o porque les cause curiosidad.

Alinea el asunto con el contenido

Obviamente tu línea de asunto debe ir de acuerdo con el contenido. Utiliza llamados a la acción y una oferta que lleve a tu landing page. Recuerda que tanto la línea del asunto como el mensaje deben hablar de lo mismo. Se directo y preciso, con certeza tus tasas de apertura serán elevadas. Recuerda que necesitas que abran tus corres primero y que después hagan clic en él.

Contenido

Ahora que has logrado una línea de asunto de correo electrónico exitosa y tienes la atención de tu audiencia, no puedes defraudarlos. Por ello debes crear un contenido para tu correo adecuado, aquí nuestros consejos:

Establece relevancia

De la misma manera que pusiste todo tu empeño en lograr una línea de asunto perfecta, el contenido del correo también debe serlo. Necesitarás algo más que un nombre dinámico con el nombre de los suscriptores para convencerlos que el contenido es relevante para ellos. En tal sentido comienza el correo explicando la razón por la que están recibiendo el correo.

Analiza el siguiente correo:

Asunto: Apresúrate, la oferta de laptop está por vencer

Con esa línea de asunto le indicas al lector que la oferta caducará pronto y que con tu correo los ayudarás a ahorrar dinero. Ahora observa el contenido del segundo párrafo:

“Obtener un descuento para esa laptop que te hace falta no es tan sencillo. Sin embargo, en nuestra tienda de Miami, solo debes hacer uso de un cupón promocional para obtenerla a un precio especial”

Sin duda el lector se sorprenderá de que estés enterado sobre su necesidad de una laptop nueva y que conoces su ubicación. Por tanto, es conveniente que le informes al cliente en un primer párrafo, que en un pasado solicitó un presupuesto sobre una laptop de última generación, es posible que las posibilidades de que utilice el cupón de descuento son mayores.

Escribe en segunda persona

Utiliza los pronombres usted, su, suyo o tú, tus y tuyos si tu estilo es más informal. Por ejemplo, “Antes de salir por la mañana, recuerda traer tu abrigo”. Esa sencilla frase está dirigida al lector. Evita utilizar el pronombre en primera persona, por ejemplo “yo” o “nosotros”. Debes enfocar el correo en el cliente.

Hable de los beneficios, no de las características

Tu puedes conocer las ventajas de tus productos o servicios, pero tu lector no, por ello debes explicarlo. La mayoría de las veces se enfocan en detallar las características y no los beneficios. Así que dile a tu lector cuales son los beneficios de tus productos o servicios.

Sé breve

La mayoría de los redactores cometen el error de extenderse en el contenido del correo. Ponte en el lugar del lector y piensa en un correo extremadamente largo, ¿lo leerías? Probablemente la respuesta sea un no rotundo. Con certeza mirarás rápidamente el contenido buscando lo más relevante y si necesitas tomar acción. Evita los correos demasiado largos, porque si ya conseguiste que lo abran, con un correo extenso, probablemente no logres ninguna conversión. Trata de resumir los beneficios de tu producto o servicio e invítalos a la acción. En este caso menos, es más. Trata de utilizar un saludo amistoso, crea un párrafo recordando al lector como obtuviste sus datos, crea un segundo párrafo con la oferta y finalmente invítalos a tomar acción.

Sé amable

Si bien los correos electrónicos sirven para informar, es necesario ser amable. Utiliza un lenguaje claro y agradable, si cometiste un error, asúmelo, pide disculpas e informa las acciones que tomarás para evitar ese tipo de errores

Llama a la acción

Un buen correo tiene llamados a la acción. Esta debe ser fácilmente identificable, de manera que, si un usuario revisa rápidamente el correo, el llamado a la acción capte su atención. Es conveniente utilizar un botón de llamado a la acción, son atractivos y captan la atención de inmediato. Utiliza un buen diseño con colores brillantes y utiliza un lenguaje claro orientado a la acción, como por ejemplo “Mira la oferta”. No olvides optimizar tus correos para lograr llamados a la acción claros.

Recuerda que no es relevante tener un elegante formato o un texto plano, lo realmente importante es una buena línea de asunto y un excelente contenido. Además, se ha demostrado que los correos más sencillos funcionan mejor.

Si necesitas ayuda con tu estrategia de email marketing, no dudes en contáctarnos, Los Gurús de los Negocios Online, somos especialistas.