fbpx

El coworking es una opción bastante cómoda para los empresarios autónomos a la hora de buscar el espacio de trabajo perfecto. Se trata del  uso compartido de un espacio de oficina, la cual permite el trabajo dentro de un entorno comunitario y de colaboración en lugar de la tradicional oficina exclusiva para empleados

En función de tus finanzas y tu situación familiar, trabajar desde casa puede ser ventajoso, pero también pueden mantenerte aislado, o bien, someterte a distracciones que pueden afectar tu productividad.  Si trabajar desde casa no es adecuado, pero no necesitas o no puedes permitirte el espacio de oficina privada tradicional, tal vez sea el momento de plantearte la posibilidad de un espacio de Coworking.

Alquilar un espacio de oficina comercial tradicional normalmente requiere la firma de un contrato de alquiler de entre dos y diez años de duración. También se requiere generalmente un depósito. Dependiendo de las leyes estatales o provinciales y de la forma en que esté estructurado el acuerdo de arrendamiento, la ruptura de un contrato de arrendamiento comercial puede ser difícil y costosa.

Por otra parte, el espacio de coworking se trata más bien como una membresía de un club: el espacio se suele alquilar por mes, y algunos proveedores ofrecen opciones semanales, por hora o incluso de pago por uso. Desde el punto de vista económico, el coworking es ideal para los nuevos empresarios que buscan un espacio de trabajo profesional sin los altos costos iniciales y el compromiso a largo plazo.

La flexibilidad del espacio de trabajo en equipo también puede ser una ventaja para una empresa en crecimiento. Acomodar a los empleados adicionales es tan sencillo como añadir miembros. Otra de las principales ventajas de trabajar en equipo es que se evitan todos los demás costos de puesta en marcha de un espacio de oficina privado, incluidos los muebles, los servicios públicos, e incluso el tiempo invertido en conseguirlo.

Los usuarios del espacio de trabajo firman un acuerdo de membresía que establece las tarifas, las normas de uso del espacio y cualquier otro aspecto legal que rija la relación proveedor-miembro. Este acuerdo incluye detalles sobre cualquier servicio con todo incluido. Los espacios de Coworking, generalmente, ofrecen un escritorio y una silla, conexión a internet, acceso a impresora o fotocopiadora compartida, una estantería, una sala de reuniones y una pequeña cocina para calentar almuerzos y preparar café.

Otra característica atractiva de los espacios de trabajo conjunto, en particular para los empresarios milenarios, es la reducción de las responsabilidades. La administración del edificio es responsable del mantenimiento y la limpieza de los locales. El carácter integral del coworking también simplifica enormemente la contabilidad y la preparación de impuestos, ya que todos los servicios se consolidan en una única factura mensual.

Esta forma de compartir un  ambiente de trabajo en equipo puede proporcionar espacios  de trabajo flexible, conveniente y profesional que fomente la productividad, así como la necesaria separación y equilibrio entre el trabajo y la vida que muchas personas requieren. Además, el tener una interacción social constante y un sentido de comunidad hace del trabajo una actividad llevadera.

Si bien el trabajo en equipo tiene muchos beneficios, no es necesariamente para todos los empresarios o negocios. Una empresa de nueva creación que tiene suficiente capital del propietario o propietarios o acceso a la financiación de deuda o capital social puede preferir el arrendamiento de espacio de oficinas comerciales, por todas las comodidades y beneficios que esto puede traer consigo. Es por esto que es importante que evalúes tus opciones y tomes una decisión que beneficie tu modo de trabajo, tu productividad y tu capital.