fbpx

Una Asistente Virtual, es una excelente opción si buscas una solución a muchas de las tareas cotidianas.  El asistente virtual es un contratista externo que se encarga de realizar una amplia gama de tareas para un negocio. Se encargan de todo lo que se espera de un asistente de oficina, y muchos tienen habilidades más especializadas, como la redacción de contenidos o la atención al cliente.

Generalmente, las empresas recurren a los asistentes virtuales para suplir carencias. No necesitas una recepcionista, una administradora de oficina o una asistente personal a tiempo completo. Delegar el trabajo en las AV es más eficiente y rentable.

La mayoría de las veces, los asistentes virtuales son contratistas. No se les considera empleados de su empresa. No tienes que retenerles impuestos, ni proporcionarles equipos, ni ocuparse de los recursos humanos.

Los asistentes virtuales son excelentes para ayudarte

Como no son empleados, no pasa nada si la carga de trabajo es inconsistente, ya que pueden ser contratados por horas o por proyecto. Si sus tareas tienden a agruparse a final de mes, puedes delegar el trabajo a tu asistente virtual cuando lo necesitas.

Al fin y al cabo, los días solo cuentan con 24 horas, y no puedes meter más horas cuando lo necesites. Es por ello que es crucial que logres emplear tu tiempo de forma inteligente, para terminar las cosas que solo tú puedes hacer, y delegues todo lo demás a personas capacitadas para ello.

Asistente Virtual: la ayuda perfecta

Un asistente virtual es justo la persona indicada para ayudarte a ello. En general, podríamos nombrar muchas razones para contratar un asistente virtual, pero empecemos por el hecho de que te permite contratar a alguien sin tener que lidiar con los gastos de personal que esto implica. Esto significa que puedes tener alguien que te ayude con tareas específicas, sobre todo cuando no hay suficiente trabajo como para justificar una contratación a tiempo completo.

En general, si no tienes tiempo suficiente para centrarte en tus prioridades, tu carga de trabajo es demasiado estresante, o cuando no consigues a la persona correcta para ayudarte en las búsquedas locales, recurrir a un asistente virtual puede ser tu mejor opción.

Los asistentes virtuales se constituyen como una solución temporal o como una colaboración a largo plazo, de acuerdo con lo que necesites, y te ayudan a hacer más cosas con menos inversión de dinero y recursos. Muchas empresas contratan a varios asistentes virtuales que se encargan de distintas tareas en los cuales se especializan. Por ejemplo, puedes tener un asistente que te ayude a mantenerte organizado, mientras tienes a otro asistente que sea especialista en gestionar redes sociales y ayude a tu equipo de marketing.

Beneficios de contar con un Asistente virtual

Una de las principales ventajas es que puedes ahorrar dinero. Debido a que los AV’s suelen trabajar como contratistas independientes, no tienes que encargarte de impuestos por nómina ni de los beneficios que los empleados normalmente recibes. Además, en los distintos países, las tarifas son mucho menores que las que podrías conseguir en tu país, dependiendo del caso.

Otra gran ventaja es que puedes acceder a un grupo más amplio de talentos, ya que no tienes una limitación de espacio en la cual tu asistente deba presentarse a la oficina. Es un trabajo completamente remoto y te permite un acceso a profesionales alrededor del mundo que cumplan con tus expectativas.

Además, puedes evitar el agotamiento que conlleva encargarte de todo, aliviar las cargas y disminuir el estrés al que te encuentras sometido. Todo esto mientras ahorras dinero en suministros de oficina o alquiler de espacios de coworking. Los asistentes virtuales se adaptan a tu ritmo desde donde quiera que se encuentren y te facilitan el trabajo.

Cuando contratas a un asistente virtual, generalmente estás contratando a alguien que cuenta con experticia y habilidades en un área que tú no tienes, y esto puede ayudar a que tu negocio crezca sin mucho esfuerzo. Además, te permite no solo enfocarte en lo que tienes que hacer por tu negocio, sino también en lo que tienes que hacer por ti para mantenerte saludable.

Un asistente virtual puede encargarse de cualquier tarea que le asignes, mejorar el rendimiento de tu empresa, y no están sujetos a vacaciones colectivas u horarios estrictos, solo se encargan de hacer el trabajo de la mejor manera posible y facilitar tu vida. Así, contar con un asistente virtual puede ser una de las mejores decisiones que tomes para tu negocio, y The Online Business Gurus puede ayudarte con esto.