Seleccionar página

Prácticamente cualquier persona ha oído hablar de que es importante trabajar “mejor, no más duro”. Esto significa que debemos buscar la manera de trabajar siendo inteligentes, en lugar de sacrificar grandes horas de nuestro tiempo o sobre-esforzándonos para conseguir nuestros objetivos. Ahora, puede que te estés preguntando qué significa exactamente eso y cómo podría ayudar a tu carrera.

 

Aunque parezca un desafío a la lógica, trabajar más no te convierte necesariamente en un mejor empleado. No se trata tanto de las horas que pasas en tu mesa como de la calidad del trabajo que haces. Así que, ¿Cómo puedes asegurarte de que, en lugar de trabajar duro sin un propósito, estás trabajando de forma más inteligente y eficaz? 

Al que madruga le va bien, lo dice la ciencia

Cuando una persona despierta más temprano, es muy probable que consiga más cosas. Según el biólogo Christoph Randler, quién publica en la Harvard Business Review, los madrugadores están «mejor posicionados para el éxito profesional, porque son más proactivos que las personas que están en su mejor momento por la noche». El investigador afirma que esto se debe en gran medida a la conciencia de levantarse temprano junto con la capacidad de trazar un plan de ataque para el día siguiente.

Así que lo mejor que puedes hacer es despertar temprano y tomarte un tiempo tranquilo durante la noche para reflexionar y agendar todo lo que quieres lograr durante el día siguiente. Esto te permitirá despejarte de las tareas mundanas con antelación, con lo cual podrás enfocarte en lo que realmente es importante. Levantarte temprano te regala el lujo de empezar sin prisas, lo que puede ayudarte a mantener la calma, la tranquilidad y la productividad durante todo el día.

Siempre comprométete a aprender

Una de las mejores formas de trabajar de forma más inteligente es mantenerte en constante aprendizaje. Esto te ayudará a mantenerte al día en cualquier profesión, introduciendo nuevas formas de pensar en tu trabajo. Pero ese no es el único beneficio: también puede ayudarle a mantener el interés y la pasión por su trabajo.

Considera la posibilidad de buscar cursos de formación continua, o busca formas de continuar tu formación de forma independiente leyendo publicaciones relevantes o escuchando podcasts relacionados con tu campo. Cuantos más conocimientos acumules, más valioso serás como trabajador.

Lleva un diario de negocios para trabajar mejor

No dejes que se te escapen las buenas ideas. Llevar un diario de negocios puede traerte unos beneficios realmente increíbles. Un diario de negocios es simplemente un cuaderno de bitácora en el que se toman notas sobre la jornada laboral. Puedes anotar las ganancias del negocio, las ideas y el progreso hacia tus objetivos. También puedes anotar elementos personales como lo que ha ido bien y lo que ha ido mal, tu nivel de motivación y lo que has hecho durante el día aparte del trabajo.

A medida que pase el tiempo, podrás ir adquiriendo conocimientos a partir de tus anotaciones. Por ejemplo, si observas que rindes más en el trabajo todos los días que haces ejercicio, tal vez debas incorporar más bienestar a tu rutina. O si observas que te sientes miserable e improductivo cada vez que tienes que viajar por motivos de trabajo, tal vez puedas ver cómo reducir las partes de tu trabajo que te hacen infeliz. Un diario de negocios puede ayudarte a racionalizar tu éxito.

Haz que el tiempo libre sea una prioridad, trabajar mejor y menos duro

Según estudios recientes, los empleados de Estados Unidos dejan acumulados más de 212 millones de días de vacaciones sin utilizar al año. Por desgracia, trabajar más no significa necesariamente una mejor calidad de trabajo. El tiempo libre es increíblemente importante para ayudarte a seguir siendo productivo.

 

Cuando se trabaja en exceso, llega un momento en el que sólo haces las cosas en modo automático, pero esto no significa que estés trabajando efectiva y productivamente. Así que, si no eres productivo, ¿qué sentido tiene simplemente quedarte sentado en tu escritorio sin lograr nada?

 

Cuando te tomas un tiempo libre en el trabajo, ya sea para dedicarte a un hobby, tomarte unas vacaciones o incluso simplemente tomarte un respiro por la tarde para ir a ver una película, rompes tu rutina de una buena manera.

 

Seguramente habrás notado que después de un descanso, cuando vuelves al trabajo, tienes una sensación de energía renovada para atacar las tareas, responder a los correos electrónicos y abordar los problemas laborales. Esto se debe a que tomarse un descanso le permite volver al trabajo con un estado mental fresco: es como hacer borrón y cuenta nueva. Al tomarte un tiempo libre, podrás centrarte mejor en lo que importa cuando vuelvas al trabajo.

 

Al final, el objetivo es lograr el trabajo, qué importa si lo cumples en 8 horas o en 3. Trabajar de una manera más inteligente te ayudará a rendir mucho mejor y conseguir mejores resultados sin sacrificar tu salud física y mental para dedicarte a ello. Así, la cantidad de beneficios que esto puede traerte debería ser suficiente para seriamente considerar pasarte a este lado del charco.