Es importante comprender que, hoy en día, la salud mental debe ser una de nuestras primeras prioridades como empresa. Una de cada seis personas en el mundo sufre de alguna enfermedad mental. Es así como la salud mental es algo que ha tomado cada vez más importancia y que debemos tratar de fomentar desde los espacios que nos corresponden. Así, te dejamos algunos consejos para fomentar el bienestar de tus empleados.

Nunca olvides la empatía

Con el auge de la virtualidad, los empleados pueden ocultar fácilmente sus problemas en el mundo virtual, ya sea voluntaria o involuntariamente. El apoyo a la salud mental debe estar motivado por la empatía, que demuestra una preocupación genuina por las ideas, los sentimientos y las experiencias vitales de los demás.

La mejor manera de crear empatía es escuchar atentamente a la gente y hacer preguntas de forma proactiva para saber más sobre lo que les pasa. Es una herramienta esencial para crear un entorno en el que todos los empleados se sientan seguros y cómodos.

Esto es fundamental no sólo para el bienestar de los empleados, sino también para la creatividad y la productividad de una organización. La “seguridad psicológica» impulsa a los empleados a dar lo mejor de sí mismos en el trabajo y, en consecuencia, a ayudar a la empresa a prosperar.

Es importante ser ágil e innovador

Las empresas deben ser ágiles e innovadoras y pensar en el mundo en el que vivimos hoy. No podemos anticipar el futuro, y las empresas deben responder a las incógnitas que esto conlleva.

La situación tan ajetreada que vivimos actualmente nos causa un gran agotamiento mental que debemos resolver cuanto antes. Es importante contar con una persona experta que se encargue de dar apoyo psico-social para cualquier persona que requiera de él. Los problemas de salud mental han aumentado terriblemente a lo largo del último año, y si está en nosotros ayudar a nuestros empleados a sobrellevar una mala situación, sería bueno ofrecerles esta ayuda.

Ya que hoy en día se ve imperante la necesidad de contar con una cierta flexibilidad que antes no teníamos, debemos asegurarnos de que esto no interfiera con el desempeño de nuestros empleados. Lograr que se adapten al entorno en el que nos rodeamos puede requerir un poco de innovación y cosas distintas, pero todo es válido cuando se trata de mantener nuestra salud mental.

Recuerda darle prioridad a los recursos de salud mental

La creatividad es la moneda que impulsa nuestro negocio. A menudo es lo que atrae a la gente al sector de la publicidad. Pero hay un lado oscuro en este tipo de trabajos, y es la carga emocional que supone tener que rendir constantemente al máximo de la creatividad.

Cuando un equipo se encuentra emocionalmente agotado, o exacerbado por los distintos cambios que están ocurriendo en el mundo, es muy difícil que logre rendir al 100 por ciento de sus capacidades. Existe una necesidad de poner a disposición de los empleados la mayor posibilidad de comodidades que les permitan cuidar de su salud mental sin descuidar su trabajo.

Es esencial que la salud mental se tome tan en serio como la salud física y que normalicemos el hecho de hablar de ella de forma empática y constructiva. Eso empieza por reconocer que el bienestar mental de nuestro equipo tiene que ser una prioridad.

Sin duda alguna, los últimos tiempos han sido tan convulsos y difíciles que podemos llegar a descuidar lo importante que es cuidar de nuestra salud mental. Pero si, como líderes, damos el primer paso, veremos que logramos maximizar la productividad de nuestros empleados, ya que no los estaremos forzando a trabajar en medio de un torbellino de malestares con los cuales no saben cómo lidiar.

Ir al contenido