Conocer los objetivos de marketing cuando planificamos nuestras estrategias puede ser verdaderamente útil para lograr el crecimiento de seguidores, ventas, leads e interacciones. Es mejor trabajar el marketing desde un enfoque macro, el cual dividiremos en micro objetivos. Así, veamos algunos de los principales objetivos que debemos tomar en cuenta cuando creamos nuestras estrategias.

Alinea el marketing con las ventas y conoce tus objetivos

Una de las primeras cosas de las que debes asegurarte es crear un alineamiento entre las ventas y el marketing que utilizarás, es decir asignar objetivos de marketing. Esta es una de las disociaciones más comunes, y es que aún hoy en día muchos negocios cuentan con departamentos de ventas y de marketing por separado, en lugar de funcionar como un solo conjunto que se complementa entre sí.

Ambos departamentos deberían ser parte de uno mismo, ya que ambos cumplen con el mismo objetivo, y el resultado de uno influye directamente en el del otro. Pero esto no solo aplica a grandes empresas con departamentos bien segmentados, sino a cualquier empresa, del tamaño que sea. No importa si tu negocio eres tú solo, asegúrate de que lo que haces con el marketing es congruente con lo que buscas para tus ventas.

Muchas veces, si esto no está alineado, terminas perdiendo ventas, con lo cual vas perdiendo clientes y, finalmente, pierdes dinero. El marketing es esa primera parte del proceso donde buscamos impactar a un usuario con lo que hacemos, y la venta es usar lo que hemos hecho para impactarlo a favor de cerrar el trato. Haz que estas cosas trabajen en conjunto siempre.

Revisa la calidad de los leads

El mundo se está convirtiendo en un sitio en el cual si hay algo que no falta es la información, y es por eso que es importante que filtres bien la calidad de los datos que obtienes. Con esto también nos referimos a revisar la calidad de los leads que generas. Puedes tener 10.000 leads que no te proporcionen casi información sobre ellos, o puedes tener 500 que realmente esté cualificada para pasar por tu embudo.

Entonces, debemos validad los leads que obtenemos. Es importante enfocarlos desde el punto de vista de que debemos tener una buena captación y una buena validación. Esto es porque en la captación generamos leads, y en la validación cualificamos y descartamos los leads que realmente no llegarán a ningún lado.

Reducir el ciclo de las ventas

Analiza cuánto tiempo pasa tu cliente desde que llega a tu página hasta que toma realmente la decisión de comprar. Dependiendo del servicio o producto que ofrezcas, tendrá más sentido un tiempo mayor o menor. Sin embargo, siempre deberás enfocarte en recortar el ciclo de venta.

Puede que el cliente en un caso tarde tres días en decidir, y en otros puede tomar hasta meses. Dependiendo de esto, podrás tener optimizado el tiempo de espera. Así, tendrás definido el ciclo de vida para que, en lugar de esperar por tres meses, solo esperes dos.

Claro, será necesario trabajar en distintos contenidos, estrategias, automatizaciones y procesos que permitan recortar los tiempos. Esto debe ser estudiado de manera individual y general, pero siempre con el objetivo de recortar los procesos.

Asi, el marketing se convierte en una máquina que, bien engrasada, es capaz de darle a tu negocio todo lo que necesita, generando más ventas, más interacciones y más visibilidad en el mercado, lo que al final se traduce en más dinero y mejores inversiones para tus proyectos.

Ir al contenido