Detén el tiempo si quieres alcanzar los objetivos planteados. Sabemos que el tiempo puede ser un problema cuando eres un emprendedor. Seguramente te has enfrentado en algún momento al sentimiento de que se te está pasando la vida y no estás cumpliendo todo lo que quieres. Muchos profesionales se dedican durante largos años a trabajar durante todas las horas extras posibles para lograr alcanzar una posición y aún así no lo logran. Esto no quiere decir que sus ambiciones estuvieran erradas. De hecho, la mayoría de las veces lo que significa es que no tienen la estrategia adecuada para llegar a sus metas.

Al fin y al cabo, la pasión y la perseverancia sólo te llevarán hasta cierto punto si no tienes un plan sólido y factible. Entonces, ¿qué podemos hacer para detener un poco el tiempo y acelerar nuestras probabilidades de tener éxito? Aquí te traemos algunos consejos para lograrlo.

Invierte en mejorar tus habilidades y detén el tiempo

Para saborear realmente la dulzura del éxito, necesitas establecerte como el mejor en tu campo. Si quieres que te consideren una verdadera autoridad en tu campo, esfuérzate siempre por ser mejor que el día anterior. Invierte en programas y formación que te ayuden a mejorar las habilidades que ya tienes y haz cursos para aprender nuevas habilidades necesarias para ser un experto. Trabaja en ti mismo para tener más que ofrecer en tu negocio.

Sé inteligente a la hora de emplear tu tiempo

Todo el mundo dispone de las mismas 24 horas al día. Es lo que haces con ellas lo que decide en gran medida tu éxito. Si tienes el hábito de quedarte atrapado en actividades que no contribuyen positivamente en tu vida, intenta eliminarlas poco a poco de tu día. En su lugar, dedica tu tiempo a cosas productivas como meditar antes de un largo día de trabajo o leer.

Crea un hábito de lectura

Algo que muchos llegamos a leer en el jardín de infancia es que «Los lectores de hoy son los líderes de mañana». ¿Eso tendrá algo de cierto? Pues realmente la lectura es un excelente hábito que puede traer muchos efectos positivos en tu vida. Pues eso es algo que se mantiene incluso después de terminar la universidad.

No sólo es un pasatiempo extremadamente productivo y una forma estupenda de relajarse antes de acostarse, sino que también te ayuda a convertirte en una mejor versión de ti mismo de múltiples maneras. La lectura te educa y te abre las puertas a un nuevo mundo. No solo mejora tu léxico, sino que te enriquece espiritualmente.

Elige bien dónde decides estar

Una vez alguien dijo que somos un pequeño mosaico hecho con piezas de las personas que nos rodean. Así, quieres que ese mosaico esté lleno de personas que buscan el éxito. Si te juntas con personas que tengan los mismos ideales que tú, no pasará demasiado tiempo hasta que tú empieces a crecer junto a ellos. Elige cuidadosamente la gente que te rodea, no dejes que nada ni nadie te retenga. Hazte amigo de personas activas que te inspiren a conseguir más, en lugar de aquellas a las que les gusta perder el tiempo y son indiferentes al éxito.

Sé selectivo con los proyectos que aceptas

Asimismo, debes pensar bien en las cosas en las que inviertes tu tiempo. Ya sabemos que una tarde viendo Netflix quizás no sea lo mejor para tu crecimiento, pero tampoco lograrás avanzar si aceptas invertir tu tiempo y esfuerzo en proyectos que no se alinean con lo que eres. Antes de aceptar cualquier proyecto, tarea u oportunidad, pregúntate: «¿Cómo puede esta actividad ayudarme a convertirme en quien quiero ser?»

En el camino hacia el éxito, no puedes permitirte el lujo de distraerte. Puede que estés tomando el enfoque incorrecto, y esto no significa que debas desanimarte en tu búsqueda del éxito, solamente comprender cómo lograrlo. No tengas miedo de buscar siempre las oportunidades que te acerquen al éxito, y rechazar aquellas que te alejen de él. Detén el tiempo y aumenta tus posibilidades.

Ir al contenido