El potencial creativo es algo que, lo creas o no, todos tenemos dentro de nosotros. Tenemos esa mala concepción de que las personas creativas solo son las que pueden hacer un dibujo con acuarelas o escribir un poema. En realidad, la creatividad va más allá. Se trata de pensar de una manera única. De conseguir nuevas formas de abordar una situación, pensar fuera de la caja y ver soluciones que quizás otros no ven.

Una de las mejores maneras de desatar todo el potencial creativo que escondes dentro de ti es, simplemente, hacer lo que te haga feliz. Puede que ya tengas una idea de lo que te gustaría hacer creativamente, pero puede que tengas miedo al fracaso y no lo intentes. Sin embargo, el único fracaso es rendirte antes de empezar. ¿Y qué pasa si te caes de bruces? ¿Y qué si la gente te juzga? Adopta la actitud de “sólo se vive una vez” y no te detengas a pensar en lo que dirán los demás.

Vuelve a intentarlo. Supongamos que sientes que tu verdadera vocación es hacer cine. Vas a una clase, pero a tu profesor no le gusta tu trabajo. ¿Qué haces? ¿Te rindes o sigues adelante? La respuesta es obvia: ¡levántate y sigue aprendiendo el oficio! Toma otra clase o crea una película por tu cuenta. Mientras te diviertas, aprendas y practiques, crearás tu propia versión del éxito.

El potencial creativo lo tienes, todo es cuestión de actitud e ingenio

No dejes de pensar. Esto puede sonar extraño, ya que siempre tenemos un pensamiento en nuestras mentes. Sin embargo, nos referimos a que intentes tener siempre un pensamiento que lleve a una solución o una idea innovadora. No debes limitarte a aceptar que las cosas se hagan de una determinada manera: tienes que ampliar tu pensamiento y seguir ideando nuevas formas de hacer los viejos trucos.

Tampoco olvides nunca la inspiración. Cuando sigues lo que realmente te inspira, la creatividad te acompaña. Digamos que siempre has querido montar un negocio. Eso no suena muy creativo por sí solo, sobre todo si se trata de un tipo de negocio que ya existe. Pero tu inspiración despertará tu creatividad cuando decidas cómo se diferenciará tu negocio de la competencia.

Los pensamientos creativos requieren más de lo que piensas

Una cosa que debes tomar en cuenta es que las situaciones en las que te sientes demasiado estresado o tenso pueden disminuir tu creatividad. La mayor parte de la gente desarrolla mejor su creatividad en un entorno tranquilo, y el estrés puede obstaculizar tu creatividad. Toma descansos siempre que creas necesario.

Por supuesto, tus ideas no sirven de nada si se quedan estancadas en esta etapa. Sólo hay una forma verdadera de descubrir si tus ideas creativas tendrán éxito. Tienes que elaborar un plan y llevarlo a cabo. Algunas personas se ven frenadas por el miedo al fracaso, las limitaciones económicas u otros contratiempos. Pero si realmente quieres alcanzar tus objetivos creativos, tendrás que encontrar la manera de superar los obstáculos.

Siempre tendrás creatividad esperando ser usada. Usa tu creatividad en algo que te apasione. Hasta lo más sencillo del mundo puede aprovechar un poco de tu creatividad. Imagina que te apasiona coleccionar sellos. Tal vez puedas idear un nuevo diseño para un álbum de coleccionista de sellos. Incluso podrías diseñar tus propios sellos o crear un sitio web para que otros coleccionistas de sellos obtengan información. Sé creativo.

Puedes reservar unos cuantos minutos de tu día para ser creativo. No te presiones a ti mismo. Solo dedícate a dejar que las ideas fluyan. Poco a poco, esto se hará más sencillo y podrás explotar tu creatividad de la mejor manera.

Ir al contenido