Si deseas alcanzar el éxito utilizar el email marketing puede ser tu mejor opción. Sabemos que, la mayoría de las empresas tratan de seguir un solo camino desde el número de clientes potenciales que han sido generados, hasta llegar al número de ventas realizadas. Y es que los clientes potenciales no dejan de ser eso: potenciales. Cada uno de estos clientes representa una oportunidad para generar una nueva venta y expandir tu red de clientes. Claramente, mientras más clientes potenciales tengas, más posibilidades tienes de generar una venta efectiva que pueda convertirse en un verdadero cliente fiel a tu marca.

Aunque muchas personas todavía no lo aceptan, lo cierto es que el email marketing es, probablemente, el mejor método para generar clientes potenciales que existe. Empecemos haciendo una rápida comparación por un segundo. Si te encuentras en una red social como Facebook o Instagram, imagina que cuentas con 10.000, 20.000 o incluso 100.000 seguidores. Sin embargo, los algoritmos no te permiten llegar a la totalidad de estos seguidores. Por ello al establecer estrategia, no dejes de pensar en el email marketing como un opción.

Facebook o Instagram no están muy interesados en que puedas llegar a todos ellos sin pagar algo de dinero. Todo lo contrario. Al final, es un negocio que no están dispuestos a perder, lo cual termina afectándote a ti como empresa. Claro, esto no significa que no sea útil contar con estas redes sociales, sino que puede que la solución a tus problemas esté en el correo electrónico.

¿Por qué usar el email marketing?

El correo no te pone restricciones más que saber el usuario de correo de las personas a las que quieres llegar. Para esto, claramente, necesitas una interacción con el cliente, pero esto no es tan difícil de conseguir, si creas una campaña y diriges a tus clientes a la landing page que les permitirá suscribirse, tendrías la mayor parte del trabajo hecho.

Una de las mejores ventajas de las listas de correo es que son completamente tuyas. Tú decides qué enviar, cuándo enviarlo, y a quién enviarlo. No hay ningún algoritmo diciéndote lo que puedes hacer o las personas que verán tu mensaje. Tú estás al mando. Es por eso que el correo electrónico tiene un ROI medio del 122%, lo cual es cuatro veces superior al de cualquier otro canal de marketing digital.

Esto debería convencerte de crear una lista de correos electrónicos. Esta es la mejor manera de generar clientes potenciales y realizar ventas en el mundo actual. Ahora, veamos algunas de las mejores prácticas para poner en marcha tu estrategia de marketing por correo electrónico.

Ofrece algo a cambio en tus correos

Esto puede sonar obvio, pero tiene todo el sentido del mundo. Si te encuentras con el cliente en la calle, de buenas a primeras, y le pides el correo electrónico, sin darle más detalles, ¿crees que te lo daría? Muy probablemente no, eso está claro. El cliente necesita saber que no está registrando su correo electrónico para un montón de tonterías y spam aburrido, necesita asegurarse de que le ofreces algo que vale la pena.

Si te acercas al mismo cliente en la calle, le explicas quién eres, a qué te dedicas, y cómo puedes ayudarlo, seguro estaría un poco más dispuesto a trabajar contigo y darte su dirección de correo. La gente no te dará su dirección de correo si no siente que puede confiar en ti, y si no sabe exactamente lo que puede esperar de ti, y por supuesto, si no está interesada en lo que ofreces.

Mantenlo simple, pero interesante

No te sirve de nada lograr conseguir miles de direcciones de correo electrónico, si no logras que las personas los abran. Tienes que tener asuntos y textos cortos pero interesantes, que llamen la atención de tus potenciales clientes y los impulsen a abrir el correo.

Por supuesto, es probable que estén motivados para abrir el primer correo electrónico que les envíes, porque contiene algo que ya saben que quieren recibir: lo que les prometiste para obtener sus correos electrónicos. Asegúrate de que lo contiene y no los estás estafando, ya que esto disminuirá la confianza que tienen en ti y te marcarán como spam.

Antes de que alguien abra un correo electrónico (o no lo abra), lo único que puede ver son alrededor de 41 caracteres de línea de asunto y 70 caracteres de preencabezado. Si quieres tener éxito en el marketing por correo electrónico, debes aprender a convencer a la gente para que abra el mensaje en menos de 200 caracteres.

Sea creando curiosidad, o dándoles un poco de información que les de valor, siempre hay maneras de llamar la atención de tus clientes, solo debes hallar la que mejor se adapte a tu negocio. Asegúrate de que creas una relación de confianza con los clientes en cada correo, construye la curiosidad, y al final abrirán tus correos solo porque eres tú.

Un último consejo que podríamos darte es el de mantener la frecuencia con la que envías correos. No envíes correos una vez al mes, o cuando lo recuerdes, mantente constante y envía correos todos los días. Si tus suscriptores están comprometidos contigo, y creen que les ofreces cosas valiosas, no se irritarán, y verán extraño el momento en que dejes de hacerlo. Aprovechar el email marketing solo puede traer cosas buenas para ti y para tu negocio.

Ir al contenido