Sabemos que los esfuerzos que haces con tu marketing de contenidos pueden acelerar el crecimiento de tu empresa, o pueden ser parte de lo que hace que los ojos colectivos de los consumidores se desvíen cuando se encuentran con el contenido, los anuncios u otro tipo de marketing digital de tu compañía, su cooperativa de crédito o banco. Sin embargo, cuando entiendes que hay distintas formas de dar un giro a las posibilidades y llevarte al éxito, empiezas a mejorar tu panorama.

Si te encuentras en una competencia no solo contra otras empresas de tu nicho, sino también contra otras personas de relevancia dentro de él, debes afinar tus estrategias para destacar entre el resto. Las marcas únicas y con personalidades marcadas destacan entre el mar de relativa igualdad que inunda el internet. Es por ello que contar con una marca representativa y un contenido útil y convincente te permite salir a flote y conseguir clientes.

Podemos ejemplificar esto de la siguiente manera: si entras a una habitación con 3 paredes blancas y una pared azul, ¿cuál mirarías primero? ¿La blanca que está en frente de ti, o la azul? La respuesta más común es, claro, la azul. Al final, nuestras mentes están programadas para fijarse en cosas que son diferentes. A esto se le llama saliencia visual, y puede ser una herramienta extremadamente útil para mejorar tu marketing de contenidos.

La importancia de destacar con el marketing de contenidos

Cuando estás navegando en línea, probablemente sigas bajando sin detenerte demasiado, hasta que algo llama tu atención. Es ahí cuando te detienes y analizas más a detalle lo que estás viendo. Ahora, esto solo pasa cuando algo llama tu atención, cuando algo destaca entre lo demás. No importa si es el color o el tipo de letra, o un juego de palabras tan sutil que casi pasas de largo, hasta que te das cuenta de lo ingenioso que fue, y decides devolverte a leerlo.

Esto sucede en cualquier red social, así como en los buscadores en línea. En promedio, una persona pasa por sus redes sociales sin detallar nada de lo que ve más de tres segundos, hasta que algo le interesa. Un usuario solo baja por la red hasta que consigue algo que le atrae. De hecho, según algunos estudios, tienes hasta ocho segundos para llamar la atención del consumidor. Esto puede darte una idea de lo importante que es destacar desde el primer momento en que apareces en la red.

Un miedo que suele surgir muy a menudo es que, con la creación de una personalidad reconocible, vienen las críticas. Cuando te apegas a lo común, nadie te recuerda, nadie puede objetarte nada, porque no les interesa, porque no eres memorable, y te mantienes a salvo de las críticas. Pero, al final, ¿de qué sirve esto? ¿Evitarte unos cuantos comentarios negativos es mejor que perder clientes por la falta de personalidad de tu marca? No, probablemente no lo sea.

Es importante perder el miedo a las críticas. Las críticas nos hacen quienes somos, y siempre y cuando contestemos a ellas desde el respeto y las ganas de mejorar, no serán más que un trampolín para nuestra marca. Piensa en todas las empresas famosas. Apple, Mc’Donalds, Sony, Adidas, y muchas otras marcas más, dependen no solo de su fama sino de la personalidad que le imprimen a su publicidad, sea cual sea, para destacarse. ¿Acaso cada una de las personas del mundo ama a alguna de estas marcas? No, realmente no. Todas las marcas que se precien tendrán gente que las ama, y gente que las odia. Y así funciona todo, así que no deberías dejar que esto te evite crearle a tu marca una personalidad reconocible.

Claro que, la personalidad reconocible y auténtica la creas con el contenido que publicas. Destácate como una marca líder en el sector, no tengas miedo de innovar y ser diferente, y asegúrate que quienes te leen obtienen algún beneficio con seguirte: debes ser memorable, debes convertirte en una marca que marque tendencia y sea referencia dentro de tu nicho, si quieres alcanzar el éxito.

 

Ir al contenido