Hoy en día, los anunciantes y emprendedores se enfrentan a diversas dificultades para generar leads. Al tener la tarea de crear anuncios que generen interés y animen a los usuarios para hacer clic o aprender más sobre el negocio, se encuentra el hecho de que es necesario obtener indicadores de rendimiento fuertes, mientras que equilibran la calidad y la cantidad de lo que se les entrega.

Como propietario de un negocio, comprender cómo funcionan las campañas de generación de leads y lo que tienen para ofrecer puede ayudarte a generar más interés y a hacer crecer tu base de clientes de forma significativa. Incluso si contratas un servicio de terceros para ayudar con los esfuerzos de generación de prospectos, es esencial tener una comprensión básica de cómo funcionan las cosas.

El embudo lo es todo para generar leads: empieza por la parte de arriba.

Cuando tienes un largo ciclo de compra, la publicidad de la generación de leads puede ser bastante costosa. Es por ello que enfocarte primero en la parte superior del embudo, aunque parezca contrario a lo lógico, puede ser lo más necesario.

Al empezar desde arriba, logras aprovechar las técnicas de generación de prospectos más asequibles y los métodos de focalización que te ayudarán a mostrarte frente a los prospectos cuanto antes. Esto te ayuda a comprometerte con los potenciales clientes a lo largo de cada parte de su proceso de compra.

De hecho, muchos de estos canales, como lo son Facebook, YouTube y LinkedIn, ofrecen muchas opciones de orientación que te permiten centrarse en los objetivos adecuados. A veces puede ser difícil, sobre todo cuando estás vendiendo un producto. Cuando tienes una mayor selección a la cual dirigirte, pero diversificas tu gasto en medios, obteniendo nuevas oportunidades para convertir los potenciales clientes en clientes fieles.

Por ejemplo, puedes optar por crear anuncios en varias plataformas de medios sociales que destaquen lo que ofreces. Asegúrate de dirigirte al público que sabes que está interesado. Si vendes, por ejemplo, ropa para deportes de invierno, es poco inteligente dirigirte a la gente que se encuentra en zonas costeras. Este tipo de filtros genéricos te ayudarán a ganar interés y a encontrar los prospectos de primera categoría que estás buscando.

Alardear no está mal si se trata de tu negocio

El contenido que ofreces es una forma efectiva de capturar los prospectos del medio y del alto del túnel. Al ofrecerle a tus clientes un poco de contenido de valor estás propiciando el intercambio de información que puede serte bastante útil.

Esto significa que puedes comenzar a segmentar a tu clientela con base en el contenido que miran. Cuando te comprometes con tu contenido, tu audiencia comenzará a auto-seleccionarse en varios segmentos de mercado. Esto también ayudará a informar tu estrategia de marketing a medida que avance.

 

No ignores el medio de tu embudo.

Algo que definitivamente no puedes permitirte es ignorar la mitad de tu embudo. Esta área es considerada como un “punto débil” para los negocios que dependen del PPC (pago por clic o publicidad pagada), en lo que respecta a la generación de clientes potenciales. A medida que los anunciantes comienzan a subir por el embudo, pueden llegar a la cima, lo cual está bien. Sin embargo, se crea una desconexión cuando se generan clientes potenciales en la parte superior del embudo y se les trata de la misma manera que a los clientes potenciales en la parte inferior del embudo.

Los leads que generas en la parte superior del embudo son mucho más asequibles que los leads de la parte inferior del embudo, pero no están tan listos para hacer una compra. Esto significa que necesitas una estrategia de re-compromiso para asegurarte un buen retorno de tus esfuerzos.

Por supuesto, debes tomar en cuenta que todo esto es muy trabajoso, y si lo consideras, es prudente contratar profesionales que se encarguen de todo esto por ti. Al final, el dinero que inviertas en esto se verá reflejado en los resultados que obtiene tu negocio.

 

Ir al contenido