Los bienes raíces necesitan de modelos de negocios innovadores y que le permitan crecer. En principio, nos enfocaremos en la renta de espacios y en el uso general de estos. Esto significa que hablaremos de modelos que producen más ingresos por cada metro cuadrado, aumentando las ganancias netas.

Hablemos de agentes inmobiliarios y modelos de negocios

Sabemos que los agentes inmobiliarios son estas personas que ofrecen un servicio personalizado a la hora de comprar una propiedad. Que además cuentan con el valor agregado de una gran red de contactos que los ayuda a hacer su trabajo. Lo mejor que se puede lograr como agente inmobiliario es generar transparencia en los precios. En este sentido, el uso del machine learning para eliminar complicaciones legales y financieras.

Ahora, es importante que los agentes inmobiliarios reciban consejo de los asesores financieros, quienes necesitan crecer y evolucionar al mismo tiempo que se mantienen al día con la información que cambia constantemente. Pueden convertirse entonces en empresas de medios y datos que se enfocan en la administración de portafolios a largo plazo.

También encontramos a las empresas que ofrecen marketing a operadores independientes, haciéndolos formar parte de una organización global. Estas se ajustan, por lo general, a un patrón común de espacio, servicio y hospitalidad, y se enfocan principalmente en la experiencia del usuario final.

Para estas empresas, una de las mejores oportunidades en estos modelos de negocios, viene dada por el coworking. Mientras los desarrolladores inmobiliarios buscan operadores experimentados, los operadores independientes han buscado optimizar operaciones y consolidarse para generar márgenes bajo una marca global. De cualquier manera, es una estrategia que permite lograr el mayor éxito posible.

La plataforma abierta

Este tipo de negocio empezó realmente como un listado o directorio, y poco a poco se ha convertido en grandes plataformas de mercado e intermediarios para uno o más sectores. Están enfocadas en el volumen y trabajan bajo la premisa de encontrar cualquier tipo de espacio en cualquier lugar. Basándose en el Big Data, los sitios de plataforma abierta se han convertido en un diferenciador importante.

Ahora, estas plataformas podrían llegar a desarrollar modelos de inversión que se enfoquen en pequeños emprendimientos que hagan proyectos de desarrollo o remodelación de conjuntos residenciales.

También podemos hablar de las plataformas curadas, que son una especie de Marketplace para sectores específicos, en las cuales el cliente final tiene unas expectativas fijas sobre el servicio. Un ejemplo de este tipo de plataformas es Airbnb.

Lo que pueden hacer estas plataformas, al enfocarse en rentas de corto plazo, es expandirse a transacciones que sean más lucrativas y a un mayor plazo, al tiempo que construyen una marca que sea reconocida en el campo y se convierta en un referente dentro del área inmobiliaria.

Además, existe también una gran oportunidad de trabajar como B2B (business to business) y así desplazar a las grandes empresas de control de gastos de viajes como Concur y Expensify, tomando como enfoque el usuario final.

Sin duda alguna, el ramo inmobiliario tiene una gran disposición para manejar otros modelos de negocio además de los usuales, es cuestión de entender cuál de todos estos es el que mejor se adapta a ti y tener en mente todo lo que pretendes lograr.

 

Ir al contenido