Si deseas mejorar tu eCommerce fácilmente, no te pierdas este artículo. El mundo ha cambiado a pasos agigantados, y las compras en internet son una parte inevitable de esta evolución. Aunque anteriormente no era tan cotizado, las cosas han cambiado. Hoy en día es prácticamente indispensable tener una tienda en línea. Esto, además, tiene la ventaja de que puedes crecer y llegar a cualquier parte del mundo con tan solo unos clics.

A través de las décadas, el proceso de compras online, mejor conocido como eCommerce (por “Comercio Electrónico”), ha ido cambiando y evolucionando. Ahora, es importante conocer las distintas etapas por las cuales ha pasado este tipo de plataformas. La razón es que el nuevo eCommerce 4.0 ha empezado a cambiar el proceso de compra para siempre.

La evolución de las tiendas online

Tenemos que las primeras plataformas comerciales, llamadas como generación 1.0, permitían las transacciones comerciales entre grandes empresas y los usuarios. Esto dio nacimiento a empresas como Amazon o eBay. Claramente, esto constituyó una gran evolución a un mundo en el cual la única manera de comprar era yendo personalmente a una tienda.

Luego de esto, pasamos a la generación de eCommerce 2.0, en el cual el comercio empezó a centrarse en el consumidor más que en otra cosa. En esta etapa, se introdujeron algunos conceptos que hoy en día son claves para el eCommerce, como los registros de compra, los plazos de entrega, e incluso los boletines de suscripción.

Después de esto vino una de las más grandes evoluciones del eCommerce hasta ese momento, la generación 3.0. En este cambio, los dispositivos móviles se convirtieron en la pieza central que uniría todo el comercio electrónico. Por esta razón las webs empezaron a priorizar la usabilidad en dispositivos móviles. También se toma en cuenta la importancia de las redes sociales como herramienta de divulgación y, además, se incrementa el número de tiendas online.

Por último, hemos llegado a la evolución más importante hasta ahora del comercio electrónico. Nos referimos, a la llamada generación 4.0, que incluye a la automatización de los procesos como pilar fundamental de las estrategias de comercio electrónico.

Los avances de la tecnología, hoy en día, nos permiten identificar la fase de compra en la cual se encuentra un usuario y, además, enviarle directamente toda la información que necesita en función de ello. De igual manera, nos permite analizar si un cliente ha dejado su carrito para así enviar un correo o un SMS de comprobación.

Cómo mejorar mi eCommerce fácilmente

Algo que es importante tomar en cuenta es que hemos llegado muy lejos desde el E-commerce 1.0, enfocado en un cliente que no tenía casi conocimiento del mercado y donde la competencia era casi nula. Al pasar los años, los clientes se han vuelto más exigentes y existe ahora una mayor competencia. Esto les permite a los usuarios comparar precios y características de los distintos productos. Por ello, hay algunos consejos que deberías tomar en cuenta a la hora de manejar tu eCommerce.

En primer lugar, debes tener en cuenta que sigues tratando con personas de verdad. Por ello, la atención que le provees a tus clientes es importante. Si una persona se siente bien atendida, de manera rápida, sencilla y explícita, probablemente no solo que finalice la compra, sino que esté dispuesto a recomendarte entre sus conocidos.

Actualmente hay miles de herramientas que te permiten automatizar las respuestas, facilitar los procesos de compra y, por supuesto, analizar lo que dicen los usuarios de ti, tanto dentro como fuera de tu web. Saber exactamente lo que opinan tus clientes de ti te ayudará a mejorar todas aquellas críticas que puedan surgir en el camino.

El mensaje que das también es una representación de lo que haces y del público al que quieres llegar. Por ello debes tener cuidado en la manera en que lo planteas. Cada uno de tus clientes tiene necesidades distintas, aunque se encuentren en el mismo nicho, y se encuentran en partes distintas de tu embudo de ventas. Personalizar el mensaje que ofreces con base en cada cliente te ayudará a aumentar la tasa de conversión y la experiencia que tiene el usuario con tu marca.

No puedes descuidar las plataformas en las que te presentas a tus clientes. Tanto desde un navegador web como desde una aplicación móvil, debes ser capaz de darle a tus clientes una experiencia de compra fluida y sencilla. De esta manera el cliente querrá comprarte de nuevo. Poner trabas, pedir demasiados datos, aumentar la cantidad de pasos que debe seguir antes de concretar y no tener todo concretamente diseñado puede hacerte perder muchos más clientes de los que crees.

La sencillez, la buena experiencia y la calidad de la plataforma de E-commerce serán determinantes para cualquier potencial cliente, por lo cual debes estar al tanto de cada mínimo detalle para corregirlo al instante y evitar una pérdida de tiempo innecesaria puede lograr que tu negocio de eCommerce crezca como la espuma.

Ir al contenido